Nuestra actividad

En PERFINASA, pyme familiar navarra, nos dedicamos a la fabricación de perfiles metálicos -fundamentalmente de acero- mediante la tecnología del conformado en frío. Básicamente, nuestro trabajo consiste en partir de chapa plana en bobinas y hacerla pasar por un tren de rodillos que le van dando forma progresivamente hasta obtener el perfil propiamente dicho.

Previamente se le han realizado las mecanizaciones que necesite el perfil (agujeros, colisos, patillas, embuticiones, etc.), y finalmente se corta a la longitud requerida por el cliente.

2 Centros de trabajo

Contamos con dos fábricas. La mayor (y sede social y administrativa) se encuentra en Olave, a 11 kilómetros de Pamplona. Situada al pie de la N-121 que lleva a Francia por Irún, reparte sus 2.500 m2 entre la fábrica, las oficinas y el almacén de materia prima.

La segunda, en Beriáin, en el polígono Errekaldea (también a escasos kilómetros de Pamplona), centro exclusivamente de producción, en este caso de 1.250 m2 de superficie.

Datos interesantes

Conóce más sobre nosotros.

40 años

45 trabajadores​
12M € de facturación
>1.200 perfiles diferentes
Exportación

2º generación

Espíritu colaborativo

PERFINASA pertenece a la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa del Metal de Navarra (APMEN), y forma parte activamente de tres espacios de colaboración y relaciones interprofesionales como son la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar Navarra (ADEFAN), la Fundación Industrial Navarra y la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Navarra.

Un poco de historia

Junio de 1979: Un grupo de industriales se unía para montar una perfiladora en un pequeño taller en la localidad de Artica, junto a Pamplona.

El afán de satisfacción de las necesidades específicas de los clientes hizo que la empresa no se encasillara en la fabricación de perfiles comerciales, y se fue especializando en resolver secciones complejas. Esto le fue abriendo las puertas de clientes de primer orden a nivel nacional que aún hoy siguen confiando en la calidad de PERFINASA.

El consiguiente incremento de la actividad propició el gran salto a las instalaciones de Olave en el año 1989, donde la capacidad productiva se multiplicó por cuatro.

Entretanto se produjeron varias salidas en la propiedad en distintos momentos, hasta que a partir de 2001 ésta quedó en manos de las dos familias propietarias actuales, las de José María Heras y Emilio Escudero, cofundadores de la Sociedad.

En 2008 se puso en marcha la fábrica de Beriáin ante la imposibilidad de seguir creciendo en Olave.

En un proceso programado, a partir de 2017 la segunda generación de ambas familias accedió a liderar la organización.

40 años después de su constitución, con 44 empleados en plantilla y con más de 1.200 referencias distintas de perfiles desarrollados, PERFINASA afronta el futuro con la ilusión de un recién llegado, y con el compromiso con los valores propios de la empresa familiar que la han traído hasta aquí.